Afirmación de la creación

Nuestro mundo está lleno de evidencia de un diseño reflexivo e intencional, desde la belleza que vemos en las flores y los pájaros de colores brillantes, hasta la complejidad de la célula y la estructura misma del universo. La evidencia del diseño se ve incluso en nuestra capacidad para examinar la creación, apreciar su belleza y contemplar cuidadosamente su significado. Somos inevitablemente motivados a preguntamos cómo surgió el diseño y qué significa para nuestra propia existencia.

Esta búsqueda ha llevado a muchos a ver a un Dios Creador cuya omnipotencia se muestra en el tamaño y el poder de las estrellas y cuya omnisciencia se ve en la estructura de las células vivas y la precisa interacción entre las características físicas y orgánicas de la creación. Esta conclusión naturalmente lleva a uno a buscar más información sobre el Dios de la creación.

El estudio de la creación ha revelado mucha evidencia de la idea de que un Creador Divino está detrás de la escena. Los científicos tienen maravillosas oportunidades para ver la evidencia de la creatividad de Dios y reflexionar sobre su grandeza. Sin embargo, la creación no habla claramente a nuestras mentes. La evidencia del diseño se mezcla con la evidencia del mal y la violencia. Los organismos pueden parecer tener imperfecciones que no se esperarían de un Dios Creador omnisciente. La resolución final de este problema no se encuentra en el estudio de la creación, pero está disponible para aquellos que aceptan la revelación bíblica de Dios y su relación con nosotros y nuestro mundo.

La Biblia revela la historia de la creación y nos enseña sobre el Dios Creador que diseñó sin esfuerzo el mundo para sus propios propósitos. En el espacio de seis días literales, preparó un ambiente adecuado para los seres vivos y luego llenó ese mundo con una diversidad de organismos. Creó a los seres humanos a su propia imagen y les dio la responsabilidad de su creación. Les dio los dones de cognición, lenguaje, relaciones, responsabilidad, libertad y propósito. Aquí encontramos la explicación del diseño visto en la creación: refleja el carácter y el propósito del Dios de la creación.

Pero, ¿qué pasa con el mal que vemos en la creación, que aleja a muchos de la fe en la creación bíblica? La Biblia también revela la historia del mal y cómo la violencia y la muerte entraron en la perfección de la creación. Esta historia nos cuenta algo importante sobre el carácter del Dios Creador. Parece que Dios le da un valor muy alto al tipo de relaciones que solo son posibles con seres que poseen libertad de elección. El gran valor que Dios otorga a la libertad humana se comprende mejor a la luz de la cruz del Calvario. Allí vemos la afirmación del mensaje bíblico de la creación especial de los seres humanos, su rebelión y sus malos resultados, y la profundidad del amor abnegado de Dios. La cruz revela el significado de la historia de la creación, con sus elementos de un período creativo de seis días, el sábado del séptimo día, la diversidad original de organismos vivos y la creación especial de humanos en un paraíso perfectamente diseñado. Haríamos bien en contemplar diariamente el significado de la cruz y cómo ilumina nuestra comprensión del Dios Creador y sus obras.

Una declaración del Instituto de Investigación en Geociencias

Jim Gibson, Director Emeritus

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.